Últimos temas
» ─Secret Whisper
Hoy a las 12:51 am por Yamada

» Peticiones Administrativas
Ayer a las 9:37 am por Adam

» ─The Best
Ayer a las 12:05 am por Yamada

» [NOVEDAD]¡Tenemos Tumblr!
Mar Feb 20, 2018 1:06 pm por Adam

» Afiliación Élite | Resurface RPG
Mar Feb 20, 2018 12:54 pm por Adam

» Guías para el rol: Tumblr de ayuda [Confirmación]
Lun Feb 19, 2018 1:59 pm por Invitado

» [+18] Fascinación
Dom Feb 18, 2018 6:55 pm por Eco

» Lies [+18]
Dom Feb 18, 2018 10:44 am por Yamada

» [DADOS] Ideas random ~
Sáb Feb 17, 2018 11:54 pm por SC.

a string of pearls

af. elite + brotherhood
Todos los derechos reservados. Prohibida la copia total o parcial del contenido gráfico, intelectual y códigos de este foro. Skin realizado exclusivamente por Dixinmortal (ROSHIO). Artista: Aconite.
18/36 — AFILIADOS NORMALES

─Play With Fire





Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo




PERMALINK — por Yamada el Lun Ene 08, 2018 10:13 pm
Ver perfil de usuario


Play With Fire
1x1 plot realista

I've always liked to play with fire
I ride the edge my speed goes in the red
Hot blood these veins my pleasure is their pain
I love to watch the castles burn
These golden ashes turn to dirt

La noche puede ser solo un montón de sombras a la espera de devorar a quien se atreva a cruzar.  

Él, un simple muchacho que se gana la vida con su cuerpo, disfruta de las sombras en absoluto silencio permitiendo  ser devorado por una miserable cantidad de dinero. No hay pensamientos amables, gestos o palabras decentes. Huir le es imposible. Sin embargo, con la aparición de un desconocido las cosas en la ciudad cambian drásticamente. Los poderes se pierden y los ríos de sangre recorren la ciudad dejando el hedor de la malicia en cada rincón.
Lian Xue
21 años | 보이차 | Black
Fang Jia
19 años | Akira-Pixiv | Yamada



╔Ⓢⓔⓒⓞⓝ Ⓒⓗⓐⓝⓒⓔ╝

La otp <3

<3:






avatar
Mensajes :
111

Puntos :
75

Volver arriba Ir abajo

PERMALINK — por Black el Mar Ene 09, 2018 2:23 am
Ver perfil de usuario


Play With Fire
1x1 plot realista| angst
El silencio siempre lo acompaña; la sangre y la muerte son sus fieles amigas, las únicas que conoce desde que tiene memoria y de las que sabe que nunca podrán abandonarlo. Porque él fue creado para apretar el gatillo sin una pizca de culpa, como si la vida misma fuera la llama de una vela la cual apagar con un simple suspiro. A pesar de considerar así de delicada la vida, no es como si le importara. Es un asesino, ¿a quién de su clase podría importarle aquello?

El frío de la noche se cuela entre sus dedos mientras sus pasos deambulan por las calles de aquella ciudad oriental. La noche es tranquila, despejada, perfecta para realizar aquello que se le ordenó hacer; las pocas persona que transitan por la misma área en la que está en él no parecen hacerle mucho caso, él mismo las ignora aunque no por ello no deja de estar con la guardia en alto, los sentidos se mantienen en alerta por sí solos, el sabor de la nicotina ayuda en parte. Sus pasos, ligeros como una pluma y silenciosos tal cual sombra se tratara, se detuvieron en la entrada de un hotel. Qué tipo de sitio era, no le interesaba, el hecho de que era el lugar perfecto para realizar su trabajo es por lo que está ahí. 

El cigarro se había consumido antes de adentrarse a lo que era el bar, una vez dentro el calor le pega en el rostro, tan diferente al exterior. Las voces se mueven de un lado para otro siendo imposible escuchar alguna conversación en particular, pero eso no era algo de lo que fijarse. Hay habitaciones ahí, solamente necesita pedir una y realizar la misión, como siempre lo ha hecho, la razón por la que está ahí es para encontrar a la persona adecuada para encubrirlo todo, ni más ni menos. Sus ojos se mueven con cuidado, por fin dándose cuenta de la clase de lugar al que ha entrado. Hombres, unos junto a otros, nada más. Lograba encontrar a una que otra persona de aspecto femenino, prestando más atención a estas, claramente se trataba de travestis. Un bar gay, era eso. No es como si estuviese cerrado a eso. Se acercó a la barra, tomando asiento y pidiendo whisky, sin ignorar el hecho de que junto a él había un joven que parecía de lo más aburrido ahí, aunque en realidad debía de ser un prostituto esperando por algún cliente. 

—Buenas noches —saludó, mirando al joven junto a él. Ya con anterioridad había pedido este tipo de servicios, no es como si se tratase de su primera vez acostándose con alguien por una misión, ahora simplemente jugaría con el papel de un miserable tipo de oficina que sólo parecía querer matar la noche.




╔Ⓢⓔⓒⓞⓝ Ⓒⓗⓐⓝⓒⓔ╝

avatar
Mensajes :
24

Puntos :
22

Volver arriba Ir abajo

PERMALINK — por Yamada el Mar Ene 09, 2018 2:24 am
Ver perfil de usuario


Babel
Bar - Noche
Sus labios son ásperos y agrietados al tacto. Puede sentir la humedad demandante que lo obliga a morderse el labio inferior  saboreando su propia sangre en un beso que claramente muestra humillación. Abre los ojos sutilmente  fijándose  en el brillo de los ojos de aquel cliente, la forma en la que sus dedos recorren su cadera con rudeza le genera más fastidio que placer, pero finge. Hay besos y mordidas en su piel; el sudor se mezcla con los gemidos de su boca.
Es asquerosamente aburrido. Su mente se ha desconectado y para cuando se da cuenta, tiene los ojos cerrados pensando en lo que hará mañana.

El cliente le sonríe, Fang suspira fingiendo tener el mejor orgasmo de su vida. Ojos dilatados, la boca abierta y un gemido escandaloso escapa de esta; tiembla, se estremece, siente el sudor recorrer  parte de su rostro y cuello. Tres minutos después, el  líquido caliente y pegajoso llena  su entrada hasta deslizarse por su entrepierna.
Realmente necesitara limpiarse a fondo, pero no le importa. El dinero lo vale; un gran fajo de billetes termina al lado de su rostro y solo el ruido de la puerta al cerrarse le permite soltar un largo suspiro abrazándose a si mismo dejando que su respiración se tranquilice.

Sin importar cuantos años pase ya está acostumbrado a esto.

La noche empieza nuevamente cuando el reloj marca las once. Su cabello ligeramente arreglado, un atuendo ceñido a sus caderas y marcando cada parte de su cuerpo. Es lo mejor que tiene, no considera que deba invertir mucho en su ropa cuando la mayoría de clientes muestran una necesidad por romper sus prendas. El sexo rudo cada vez es más rutinario.
Entra al lugar como si fuera su propia casa, el bartender asiente y Jia sabe que debe esperar a su próximo cliente aun cuando no está realmente seguro de si su cuerpo pueda resistir una noche más, pero ¿Eso realmente le importa? No, es más, pasar una noche sin haber tenido a alguien llenando su vacío seria deprimente. ¿Qué valor tendría? Ni siquiera él es consciente de eso, vive del sexo, aprendió de este y piensa morir de esa forma.

Saca su móvil observando la hora. Deja que sus hombros se relajen e imprudentemente bosteza.

Fang no es un hombre que le guste observar a otros en el bar, ni siquiera tiene mucho interés en saber de sus clientes, mientras le paguen todo es perfecto, pero ver un rostro nuevo siempre es motivo de interés aun cuando se niega a sí mismo.
Las pisadas se escuchan como ecos en medio de la noche. Está seguro de que el aroma a cigarro es suave. Observa sin vergüenza, relame sus labios imaginándose como sería decir su nombre, pero al mismo tiempo la idea le resulta estúpida. El error siempre empezaba de esa forma y quizás por eso es que se obliga a ocultar su curiosidad en un gesto de aburrimiento.

─ Buenas noches ─Fang responde. Su cara se mantiene fija en las botellas de exhibición preguntándose si ese es su cliente, de cualquier forma el pensamiento queda de lado cuando le sonríe al barman haciéndole un ligero gesto para que se acercara a ellos─¿Día duro? ─pregunta curvando sus labios en una sonrisa sin ninguna intención.





╔Ⓢⓔⓒⓞⓝ Ⓒⓗⓐⓝⓒⓔ╝

La otp <3

<3:






avatar
Mensajes :
111

Puntos :
75

Volver arriba Ir abajo

PERMALINK — por Black el Mar Ene 09, 2018 2:27 am
Ver perfil de usuario


Play With Fire
Bar, noche
Lian miró con indiferencia las botellas detrás de la barra, recordando vagamente las veces que tuvo que entrenar para volverse tolerante al alcohol, no fueron demasiadas y aun así no dejaba de parecerle tan molesto los efectos que este causaba. Eso sólo le es un recordatorio de lo delicado que es el cuerpo humano ante sustancias externas. Suspiró con pesadez, pasando sus ojos a la figura junto a él. Examina su rostro en un juego que él mismo se inventó; trata de adivinar cuál sería su nombre o qué tipo de vida tendría aquel joven, intentando entretener su mente en algo fuera de lo rutinario. Tenía un aire de llamarse Zhao, y la clase de vida que tendría… en realidad no se imaginaba a un prostituto fuera de sus actividades serviciales, aunque suponía que viviría de una forma sencilla. 

—Si que fue duro, y largo —respondió sin dejar a un lado su tono tranquilo. La pregunta del contrario le hace pensar en lo que tuvo que pasar hasta ahora. A parte de la razón por la que está en ese lugar, rodeado de puros hombres, tuvo que matar a otras dos personas en el transcurso del día, escoria de la escoria en su opinión personal y la de su jefe, aquel hombre que lo enseñó a ser lo que es y de quien sigue órdenes sin rechistar. 
La última vez que lo vio fue hace unos días, antes de viajar hasta China, luego de terminar con una de sus misiones; aún recuerda la calidez de esa mujer, su perfume de mal gusto, sus gemidos, la sorpresa y confusión en sus ojos al verlo apretar el gatillo, y cómo el brillo de estos se apagaba. Lo más seguro es que lo olvide en unos días. 

Tomó su vaso y bebió de su contenido, disfrutando como el sabor del whisky cosquillea en su boca. Aún es buena hora para el momento en  que necesita actuar, falta tiempo para eso pero es mejor irse preparando. Al menos ya tiene la habitación lista, si no mal recuerda la habían ordenado con anticipación por eso mismo es que sus cosas ya se encuentran ahí. Sólo es cuestión de llevar a Zhao a esta. 

—Me gustaría pedir por tus servicios —dijo sin rodeos, sabía que era mejor ir directo a lo que iba en vez de entablar alguna conversación amistosa con alguien desconocido. Aunque antes de poder hacer cualquier cosa, necesitaba terminar con el juego que tenía—. Pero antes me gustaría saber tu nombre —terminó con una sonrisa, una de esas que había aprendido a hacer desde hace años atrás a pesar de que no se acostumbra aún a mostrar ese tipo de expresión. 


╔Ⓢⓔⓒⓞⓝ Ⓒⓗⓐⓝⓒⓔ╝

avatar
Mensajes :
24

Puntos :
22

Volver arriba Ir abajo

PERMALINK — por Yamada el Mar Ene 09, 2018 2:31 am
Ver perfil de usuario


Babel
Bar - Noche
Relame sus labios al observar con impaciencia el movimiento del barman, este solo deja el vaso sobre la mesa sin mirar a Fang. El bendito silencio entre ambos no es más que pura política del negocio, algo que Jia no toma en cuanta pues le sonríe como si fuera otro cliente más. La mayoría lo conoce por ser el único en tomar trabajos que nadie en su sano juicio lo haría, pero solo un rechazado puede entender a otro y una parte de él busca ser útil en esta sociedad siendo aceptado, aun si para eso debe dejar que otros jueguen con su cuerpo.
A estas alturas no es dinero lo que realmente Jia desea.

Sus dedos juguetean sobre la barra  y finge no prestarle mucha atención al hombre cuando habla, pero lo cierto es que está atento a cada movimiento de labios. No puede evitarlo, un rostro nuevo es sinónimo de carne fresca. Producto que puede saborear, sentir; el solo pensamiento hace que su cuerpo sienta un ligero escalofrío, sus piernas tiemblan y su corazón late emocionado. Puede imaginarse lo que se siente cuando estas frente a algo que deseas tocar o eso cree, pero en estos momento solo desea matar cada extraña sensación con algo de alcohol.

Porque alguien como él no debe esperar nada.

Jia sonríe mostrando su lengua acariciar su labio inferior; se gira hasta quedar frente al otro hombre y cruza su pierna izquierda colocándola sobre la derecha. Hay un gesto coqueto en el movimiento de sus ojos al percatarse de lo que acaba de hacer, algo perfectamente natural en Jia. Toma su vaso viniendo de este  lentamente disfrutando del alcohol en su boca. Nunca ha sido  una persona de gustos, es más, se considera alguien simple por lo que le resta importancia a la bebida.
─ Eso suena interesante ─comenta con una sonrisa liviana. Sus ojos parpadean por breves instantes para aclimatarse con las luces del lugar.

La honestidad siempre le ha causado gracia y no puede evitar reírse cuando escucha al hombre hablar tan directamente. No es algo raro, pero con casi todos sus clientes siempre hay un poco de charla antes de ir directo al punto. Le causa diversión que el hombre frente a él, pese a tener una apariencia de alguien serio, en realidad sea muy divertido.

─ Jia ─responde─, claro. No soy muy exigente ─agrega con una sonrisa. Se levanta tomando el vaso entre sus manos para beber todo el contenido de un solo sorbo.
Le regala un guiño al barman quien lo ve sin mencionar palabra alguna.

─ ¿A dónde iremos? ─pregunta sonriendo coquetamente sin ocultar la diversión que siente.




╔Ⓢⓔⓒⓞⓝ Ⓒⓗⓐⓝⓒⓔ╝

La otp <3

<3:






avatar
Mensajes :
111

Puntos :
75

Volver arriba Ir abajo

PERMALINK — por Black el Mar Ene 09, 2018 6:56 pm
Ver perfil de usuario


Play With Fire
Bar, noche
El pelinegro se mantiene quieto, sin inmutarse del aire sensual que rodea al ya no Zhao, más bien a Jia. Reconoce que hay algo en el joven frente a él que provoca que no pueda apartar la mirada de un rostro que le es de lo más atractivo, surge el deseo de poder tocarlo para comprobar si es tan suave como parece. Sin embargo, sólo es la curiosidad y eso ya es demasiado para el joven asesino quien normalmente ni eso se tiene permitido sentir; en los últimos años había surgido aquella sensación en él, el querer saber de tantas cosas y el cuestionarse de otras, a pesar de eso él mismo se frenaba a sabiendas que hay un límite para todo, y que él, como obra perfecta, no debía de cruzarlo.

Enarcó una ceja, sin entender el motivo de la risa de aquel desconocido. No había mencionado ningún chiste, es más, es algo de lo que más fatal se le daba por lo que era de los que no hablaba para hacer reír a otros, ni siquiera le encontraba la gracia a estos por lo que ni siquiera se reía cuando los oía. No pregunta el si dijo algo divertido, en su lugar sigue con la mirada al contrario, atento a sus acciones. 

—Bien —pronuncia más para sí mismo, levantándose de su lugar mientras que en su cabeza traza el siguiente movimiento. Ahora solamente debe de encargarse de hacerlo dormir para efectuar lo que sigue de la misión, habiendo tantas formas de eso, ¿cuál estaría bien elegir? Xue paga su bebida antes de acercarse hasta donde está Jia

—Al hotel, ahí vamos. Ya tengo una habitación reservada —responde dándole una última mirada al lugar antes de acercarse hacia la salida, esperando que su joven acompañante lo siga. Siente una que otra mirada sobre ellos, algún que otro curioso que debe de conocer al chico detrás de él, o quien sabe. A Lian no le importa en realidad, ha conseguido uno de sus tantos objetivos y punto. 

—Espero que no te importe que comamos algo antes que nada —lo mira de reojo mientras avanzaba, abandonado aquel bar para encontrarse con el camino que lo llevó hasta ahí. Ahora se da cuenta que ninguno de los dos ha mencionado nada de los precios, algo de lo que se puede dar el lujo porque el dinero es lo de menos. Lian podría pedir más de lo que normalmente cobra y él lo daría sin quejas ni cuestionamientos. 

El siguiente paso, llegar a la habitación y hacerlo dormir, ¿qué tan fácil sería eso?


╔Ⓢⓔⓒⓞⓝ Ⓒⓗⓐⓝⓒⓔ╝

avatar
Mensajes :
24

Puntos :
22

Volver arriba Ir abajo

PERMALINK — por Yamada el Mar Ene 09, 2018 9:54 pm
Ver perfil de usuario


Babel
Bar - Noche
El hombre frente a él le produce una rara sensación en su cuerpo. Su corazón late más despacio de lo normal y por alguna extraña razón su mente ha querido despeinar su cabello con suaves caricias.
Suspira y asiente sin decir palabra alguna. Ya está acostumbrado a esa clase de trato, pero hay algo que no logra comprender, quizás sea la forma en como lo mira que Jía se estremece y tiene que desviar la mirada para no mostrar esa sonrisa que raramente deja que alguien, aparte de su cansada vecina, la vea.

Sigue al hombre de cabellos negros hasta la salida. Las miradas de algunos clientes están sobre ambos, aunque está seguro de que la mayoría van dirigidas a él. Es algo que no puede evitar, la gran mayoría lo conoce ya que la mitad de los que vienen al bar son sus clientes frecuentes. Acomoda su cabello con algo de incomodidad en su mirada, pero sus labios se encargan de ocultarla con una sonrisa coqueta y abierta, dejando en claro que va a disfrutar esta noche.
Para cuando se da cuenta ya han salido del bar. Sus ojos observan las luces de la calle, coloridas y chillantes que le molesta ligeramente los ojos. Sin prestarle mucha atención levanta la vista hasta ver la espalda del otro con algo de sorpresa─, ¿Comer? ─pregunta sin comprender muy bien─ claro, no me molesta eso.

No entiende a dónde quiere llegar con esto, pero eso no evita que sonría un poco más que antes. Sus manos se entrelazan y ríe sutilmente al darse cuenta de lo peculiar que es su cliente sin nombre.




╔Ⓢⓔⓒⓞⓝ Ⓒⓗⓐⓝⓒⓔ╝

La otp <3

<3:






avatar
Mensajes :
111

Puntos :
75

Volver arriba Ir abajo

PERMALINK — por Black el Mar Ene 09, 2018 11:06 pm
Ver perfil de usuario


Play With Fire
Bar, noche
No pasa por desapercibido las miradas, un escalofrío recorre su espalda; no hace mucho caso de este, era una costumbre suya el que le diera esa sensación cuando sentía ojos por detrás, podría nombrarlo como instinto o un reflejo de supervivencia, pero era algo de lo que se había acostumbrado desde que comenzó con todo eso. Sentir aquel cosquilleo en la nuca le hace suponer que el joven a quien había escogido era alguien famoso en el local, o sino no entendería la razón de todo eso.

Recibió el frío de la calle con una sonrisa, esa sensación que tanto le gustaba y por lo que no le importaría estar en la mitad de la calle y en plena madrugada sólo para sentirlo. A pesar de que en esos momentos su atención está centrada en su joven acompañante. Podía creer  que sería una buena compañía esa noche, y no por lo que precisamente es. Tras escuchar la respuesta de Jia, Lian asiente con ligereza para hacerle saber que lo había oído, para después avanzar en dirección del hotel. El camino hacia su destino no era bastante largo por lo que no vio la necesidad de entablar una conversación; también tenía el problema de que no era un buen conversador, al menos no fuera del trabajo, estaba más acostumbrado a hablar lo necesario. Se mantuvo de ese modo en todo el transcurso.

Llegado al hotel, Xue fue directo a la habitación que había rentado aquella noche. Miró el interior sin moverse de la entrada, viendo que todo estuviera en orden, cada cosa estaba en su lugar. Invitó a pasar a su acompañante para entrar después de él. El sitio no era grande, sólo un cuarto con cama, un sofá en el rincón, un pequeño refrigerador y una televisión; había una puerta que daba para el baño y otra que era un guardarropa lo suficientemente grande para guardar unas cuantas prendas.

—¿Hay algo en especial que te gustaría comer? —cuestiona caminando, quitándose el abrigo para dejarlo colgado en el perchero y mirando a su invitado con una sonrisa amable.


╔Ⓢⓔⓒⓞⓝ Ⓒⓗⓐⓝⓒⓔ╝

avatar
Mensajes :
24

Puntos :
22

Volver arriba Ir abajo

PERMALINK — por Yamada el Jue Ene 25, 2018 5:51 pm
Ver perfil de usuario


Babel
Bar - Noche
Le toma un momento procesar lo que ocurre, si bien no acostumbra a tener platicas muy largas con sus clientes el silencio le pareció un tanto incómodo. Sin esperar a una respuesta solo observo como sus palabras eran afirmadas y comprendió que ahí acabaría todo. Una parte de él se sintió aliviada de no tener que mantener una conversación con palabras superficiales, pero tenía aun la curiosidad sobre su piel.

Sin decir mucho accede a seguir al hombre. Sus ojos se mantienen en la espalda del pelinegro, mientras intenta contar los pasos que da. Existía algo en él que Jia no sabía cómo calificarlo, quizás por esa misma razón decidió aceptar y seguirlo.
Al tener un trabajo como el suyo, Jia sabe perfectamente bien los riesgos que corres, desde toparte con un asesino hasta algún loco desquiciado por lo cual tenía como costumbre tantear un rato hasta ver realmente si era de ‘esa clase’, pero ingenuamente se dejó llevar por las palabras del hombre, cortas, directas y sin titubeos; como las abejas a la miel. Decir que se sintió curioso es muy poco, el aura que rodeaba al tipo sin nombre era tan enigmática que se recordó a cuando disfrutaba aventurarse por las calles de niño.
Su mente enfrascada en pensamientos y recuerdos reacciona en cuanto llegan al hotel. Se da una bofetada mental al no haber si quiera memorizado el camino. Deja escapar un suspiro de resignación “Que sea lo que tenga que pasar” piensa aun cuando sus ojos están puestos en la decoración simple del hotel.

El hotel a sus ojos no es la gran cosa, se siente desilusionado pero no es muy relevante. Con toda la diversión en sus labios se sienta en el sofá sin saber exactamente que van a hacer.
─ No, en realidad no acostumbro a comer cuando hago mis trabajos ─responde desviando ligeramente la mirada hacia un lado─ así que cualquier cosa esta bien ─. Sentir vergüenza por responder algo así, no era lo que quería, pero pensar en comer y luego hacerlo no era una brillante idea. Jugueteo con su cabello sin saber exactamente que más decir, arrepintiéndose un poco por haber aceptado la propuesta sin haber hecho lo que acostumbra siempre.
Ahora no solo se sentía incómodo, sino que además la presencia del otro hombre empezaba a ponerlo un tanto nervioso… Era mucho más fácil hablarle cuando estaban rodeados de personas.




╔Ⓢⓔⓒⓞⓝ Ⓒⓗⓐⓝⓒⓔ╝

La otp <3

<3:






avatar
Mensajes :
111

Puntos :
75

Volver arriba Ir abajo

PERMALINK — por Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.